Hipotiroidismo


Escrito por: Joaquín "Quim" L.C. (administrador de SaludNutricion.com.es) el sábado, 10 de marzo de 2014 21:08 GMT+1

El hipotiroidismo es como se denomina al hecho de que la tiroides produzca menos hormonas tiroideas de lo normal, mientras que el hipertiroidismo es lo contrario, cuando la tiroides produce demasiadas hormonas tiroideas.

La tiroides es una glándula endocrina situada en la parte inferior delantera de la laringe. Se encarga de la producción de las hormonas tiroideas tiroxina y calcitonina.

La hormona tiroidea tiroxina regula la tasa metabólica de todas las células del cuerpo, regula los procesos de crecimiento y diferenciación de los tejidos, controla los reflejos y ayuda a regular el desarrollo físico y mental y la madurez sexual. Esta hormona provoca que las células aceleren la liberación de energía a partir de los alimentos, según se necesite, incrementando el metabolismo basal. Todas las funciones corporales dependen del aporte normal de energía, por lo que la secreción normal de la glándula tiroides resulta vital para el funcionamiento del cuerpo. Uno de los componentes principales de la tiroxina es el yodo, un importante agente de desarrollo corporal. Los niños pequeños no pueden crecer de forma adecuada sin yodo. En personas mayores la falta de hormonas tiroideas provoca la pérdida de pelo, habla retardada y sequedad y engrosamiento de la piel. La tiroxina también controla la temperatura corporal. Las personas con hiperactividad de la glándula tiroides tienden a sentirse demasiado calurosas en condiciones de temperatura exterior fría, mientras que aquellas personas con poca actividad de la glándula tiroides tienden a sentir frío en condiciones externas de calor.

La otra hormona producida por la glándula tiroides, la calcitonina, participa en el metabolismo del calcio y en la mineralización ósea, tiende a disminuir la cantidad de calcio en la sangre, el efecto opuesto a la parathormona secretada por las glándulas paratiroides. La calcitonina ayuda a mantener la homeostasis del calcio en la sangre. Evita que se produzca un exceso de calcio en la sangre, denominado hipercalcemia.

La causa del hipotiroidismo en casi la totalidad de los casos es por culpa de una dieta deficiente en nutrientes esenciales para la glándula tiroides. Según la Organización Mundial de la Salud, el 98% de las personas en el mundo no consumen toda la cantidad diaria recomendada de vitaminas y minerales en su dieta, por lo tanto, como mínimo, el 98% de los casos de hipotiroidismo son causados por una deficiencia de nutrientes esenciales para la tiroides, y es muy probable que ese porcentaje, a la práctica, sea aún mayor, mi teoría es que puede ser del 99% de los casos. El yodo es el nutriente principal, el más importante para la glándula tiroides, pero también hay otros minerales importantes, como el cobre, el zinc, el selenio y el hierro, todos ellos son esenciales para el buen funcionamiento de la tiroides. También hay vitaminas importantes para la tiroides, como la vitamina C, que resulta una ayuda para regularizar la producción hormonal de la tiroides, las vitaminas del complejo B (B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9 y B12) que, al igual que la vitamina C, son un buen regulador de la tiroides, así que no se trata solamente de tomar yodo, sino que hay un total de 14 nutrientes que son importantes para la tiroides. El cuerpo humano necesita diariamente 47 nutrientes esenciales: 15 vitaminas, 16 minerales, 10 aminoácidos, 2 ácidos grasos, 2 fibras, glucosa y agua, por lo tanto, de esos 47 nutrientes, 14 son importantes para la tiroides, el 30% de los nutrientes, 1 de cada 3, participan en las funciones de la tiroides.

Otro problema asociado con el hipotiroidismo es el aumento de peso, debido a que el metabolismo se vuelve lento. El mal funcionamiento de la glándula tiroides provoca que secrete poca hormona tiroxina, que participa en el metabolismo de todas las células del cuerpo, liberando energía. Cuando eso sucede un metabolismo basal de 1.800 kilocalorías diarias a lo mejor se puede convertir, a la práctica, en un metabolismo basal de 1.400 kilocalorías o incluso 1.200 kilocalorías. La mayoría de dietas de mantener peso contienen entre 1.500 y 2.000 kilocalorías. Cada 300 kcal de más se suben 100 gramos de peso, por lo tanto, si se hace una dieta de 1.700 kcal y el metabolismo basal real es de 1.400 kcal, significa que se subirían 100 gramos de peso al día, un promedio de 3 kilogramos al mes, 36 kilogramos al año.

Una vez la persona se da cuenta de que padece hipotiroidismo, el problema es que para solucionarlo debe hacer una alimentación completa de muy pocas calorías, pues si su metabolismo es de 1.400 kcal, no podrá hacer una dieta normal de 1.600, 1.800 o 2.000 kcal, sino esa dieta produciría sobrepeso y el sobrepeso empeoraría todavía más el problema de hipotiroidismo. En algunos casos el descenso del metabolismo puede ser muy grande, si es una persona de baja estatura, y que no esté muy lejos de su peso ideal, por ejemplo alguien de 160 cm de altura y 60 kilogramos, entonces su metabolismo basal sería de 1.200 kcal, por lo tanto, el hipotiroidismo podría reducir su metabolismo basal hasta las 900 kcal. Teniendo en cuenta que en promedio se necesitan 5 comidas al día de 300 kcal cada una, eso serían unas 1.500 kcal, que son las calorías que tiene una dieta normal de mantenimiento. En dietas de bajar peso se puede reducir hasta las 1.100 kcal, pero no más. Así pues, esa persona de 1,60 de altura y 60 kilogramos, con un metabolismo basal real de 900 kcal, incluso mediante una dieta de 1.100 kcal subiría peso, ya que su metabolismo sería menor, de 900 kcal, y aunque contemos las kilocalorías que se gastan mediante actividades cotidianas como trabajar, caminar, conducir, limpiar o cocinar, debido al mal funcionamiento de la tiroides, no se generarían más de 100 kcal extras mediante estas actividades, en total el consumo energético de esa persona sería de 1.000 kcal, así que con la dieta de 1.100 kcal se produciría un exceso de 100 kcal diarias, un aumento de peso de 33,3 gramos diarios, 1,0 kilogramo al mes, 12 kilogramos al año, aumentando de 60 a 72 kg en sólo un año a pesar de seguir una dieta baja en calorías.

Así pues, no sólo es importante aportar todos los nutrientes esenciales para la tiroides, sino que, además, hay que conseguirlo sin subir peso en grasa corporal. Además de los 14 nutrientes importantes para la tiroides, también es importante aportar los 33 nutrientes restantes, que son importantes para el resto de órganos y sistemas del cuerpo.

Además, hay algunos alimentos, básicamente verduras y hortalizas, que hay que evitar en caso de hipotiroidismo, pues algunos alimentos son bociógenos, en tanto que disminuyen la producción de tiroxina, debido a que contienen ácidos y sustancias que tienen estas propiedades negativas. Entre todos ellos destacan las plantas ricas en:

Ácido cafeico y ácido clorogénico: Alimentos de la familia de las crucíferas, todos estos miembros contienen componentes naturales que disminuyen la producción de hormonas tiroideas, fundamentalmente porque inhiben la absorción del yodo. Esto incluye el colinabo, el repollo, la col de bruselas, la col verde, la col china, la coliflor, el brócoli, el rábano, la mostaza, la canola y la colza. Los cacahuetes también son muy ricos en ácidos clorogénico y cafeico.

Ácido cafeico: El apio, las naranjas, los limones, las calabazas, los higos, la lechuga y lógicamente el café es el más rico.

Ácido clorogénico: Los pimientos, pepinos, zanahorias, aguacates, ciruelas, berenjena, melocotones y el trigo.

Ácido elágico: La granada, la uva, las castañas y las nueces.

Ácido rosmarínico: La borraja.

Litio: Las cebollas, los espárragos, las endivias, los melones, el perejil, las patatas y las uvas.

En cambio, hay algunos alimentos que tienen propiedades contrarias, es decir, que incrementan la producción de tiroxina, llamados alimentos hipertiroidales. Se trataría de alimentos con mucho contenido en yodo. Entre los principales alimentos ricos en yodo tenemos pescados como mújol, salmonete, bacalao, abadejo, platija, caballa, atún, palometa, jurel, bonito, sardina, dentón, salmón, pescadilla y merluza; crustáceos como langosta, bogavante, langostino, gamba roja, camarón, percebe, centollo, cangrejo y cigala; moluscos como pulpo, calamar, sepia, ostra, vieira, mejillones, almeja y berberecho; además de las acelgas y el maíz. También hay algunas hierbas o especies que estimulan la producción de hormonas tiroideas, como el hinojo, hisopo, hiedra terrestre, ginseng y canela.

En caso de hipertiroidismo sería al revés, los bociógenos serían beneficios y los hipertiroidales serían perjudiciales.

La buena noticia es que el hipotiroidismo no es una enfermedad perpétua, no se sufre hipotiroidismo de por vida si se trata a tiempo, sólo se llegaría a ese punto si la tiroides se deteriorara tanto que se desarrollara bocio, cretinismo, cáncer de tiroides o coma por mixedema. El mal funcionamiento de la tiroides puede irse incrementando hasta causar la muerte, pero eso tarda bastante en producirse, suele producirse a los 50, 60 o 70 años, así que es conveniente tratarlo cuanto antes para llegar a esa edad sin padecer este problema, que podría ser mortal. De hecho, cada día en el mundo mueren 10.446 personas por problemas endocrinos, un total de 3,8 millones de muertes al año. La tiroides es el tercer órgano principal del sistema endocrino, después del páncreas y los riñones. Si añadimos los casos de cáncer en los órganos del sistema endocrino, que son de 10.271 muertes al día, el total ya serían 20.717 muertes diarias, 7,5 millones al año.

Sin embargo, afortunadamente, el cuerpo tiene la capacidad de autoregenerar los tejidos, y cuando se aporta un equilibrio de nutrientes, el cuerpo tiene la capacidad de volver a secretar cantidades adecuadas de hormonas tiroideas y reparar los tejidos de la tiroides que hayan empezado a deteriorarse, pero para que esta auto-curación se produzca es necesario hacer una dieta que aporte el 100% de la cantidad diaria recomendada de los 47 nutrientes esenciales, y según el metabolismo de la persona puede ser que la única dieta que sirva durante la recuperación sea una dieta hipocalórica.

Si la persona con hipotiroidismo actualmente no tiene un 10% de grasa corporal, que es el porcentaje ideal en hombres, o bien un 20% en mujeres, entonces es imprescindible bajar peso, reducir el porcentaje de grasa corporal hasta esos porcentajes saludables. Aproximadamente, el peso ideal se puede saber utilizando la altura como referencia, restando 120 a la altura en centímetros para un promedio de 170 cm o más. Si la altura está cerca o menos de 150 cm, entonces sería restando 110. Si la altura es sobre 160 cm hay que restar 115. Así pues, para una mujer de 170 cm de altura, su peso ideal sería de 50 kg, y el de un hombre también sería de 50 kg, pero luego, por las consideraciones estéticas, en hombres se considera que un volumen muscular adecuado es del 150% sobre el peso ideal, mientras que en las mujeres suele considerarse estético en un 115% sobre el peso ideal, ya que se suele considerar que tener músculos voluminosos es antiestético, así que el peso ideal atlético de la mujer sería de 50 x 1,15 = 57 kg, mientras que el del hombre sería de 50 x 1,5 = 75 kg. Así pues, para una buena estética sería adecuado que una persona de 170 cm tuviera 7 kg de masa muscular extra si es mujer o 25 kg de masa muscular si es hombre, cosa que sólo se alcanza practicando ejercicio anaeróbico. Mantenerse en ese peso es lo ideal para una buena estética y una buena salud.

El siguiente paso es aprender cómo conseguir una dieta que contenga todos los 47 nutrientes esenciales, entre ellos los 14 imprescindibles para la glándula tiroides, pero que a la vez no produzca una subida de peso, por aumento del porcentaje de grasa corporal; o bien, para personas con sobrepeso, que incluso se pueda bajar peso a la vez.

Todos estos conocimientos los ofrezco en un tema distinto, el tema "Explicación científica sobre cómo bajar peso (grasa corporal)", en mi blog. Esta dieta se puede aplicar tanto para bajar como para mantener peso.

Si usted no necesita bajar peso igualmente es adecuado leer esta entrada, pues se ofrece información de interés general acerca de la nutrición, le será útil para aprender a prevenir el sobrepeso, el aumento de peso en grasa corporal.

Este es el enlace:

http://www.saludnutricion.com.es/blog/sobrepeso.html



SaludNutricion.com.es Copyright 2007-2016 Prohibida la copia y distribución de cualquier contenido del sitio y del sistema.