La dieta de las 600 kilocalorías libres

Dietas que contienen algún sistema especial.
Avatar de Usuario
Quim
Administrador de SaludNutricion.com.es
Mensajes: 182
Registrado: hace 2 meses
País: España
WhatsApp: +34684217556
Line: QUIMLC
Telegram: QUIMLC
Contactar:

La dieta de las 600 kilocalorías libres

Mensaje por Quim » hace 1 mes

En esta dieta se pueden ingerir 3 comidas libres de 200 kilocalorías libres al día, es decir, teniendo libertad en 3 de las 5 comidas del día, pudiendo comer y/o beber cualquier cosa que se desee dentro de ese límite.




Para entender cómo se consigue tal cosa primeramente hay que entender la ley de la energía, la cual dice que el hígado tiene un límite de almacenaje de 300 kilocalorías y que el cuerpo consume un promedio de 100 kilocalorías por hora durante actividades que requieren actividad física o mental, como trabajar o estudiar, o un promedio de 80 kilocalorías por hora durante actividades sedentarias, como mirar la televisión o tomar el sol. Así pues, para consumir (quemar) 300 kilocalorías se tardan 3 horas en momentos de actividad o 3 horas y 45 minutos en momentos de inactividad.




Para bajar peso hay que hacer comidas de 200 kilocalorías, para así dejar un margen de 100 kilocalorías que el cuerpo producirá desde la propia grasa corporal, hecho que provoca la reducción del porcentaje de grasa corporal y la reducción del peso corporal.




Cada 4 kilocalorías de diferencia calórica entre la energía ingerida y la energía consumida se consigue bajar 1 gramo de peso, por lo tanto cada 100 kilocalorías de diferencia calórica se bajan 25 gramos de peso.




No es adecuado conseguir diferencias calóricas de más de 100 kilocalorías, porque el cuerpo no tiene la capacidad de producir más de 100 kilocalorías desde la propia grasa corporal sin padecer hambre debido al catabolismo, que es la destrucción de los propios tejidos musculares para renutrir al cuerpo, lo cual provoca hambre.




Entonces, para alguien que se despierta a las 8 de la mañana para ir a trabajar a las 9, lo ideal sería desayunar a las 08:00 y esperar 3 horas antes de volver a comer, pues al hacer actividades como preparar el desayuno, ducharse, conducir hasta el trabajo y hacer tareas laborales de escritorio, por ejemplo, consumirían ese promedio de 100 kilocalorías por hora.

La siguiente comida, pues, sería la de la media mañana, a las 11:00. Como durante esas horas se seguiría trabajando y luego conduciendo hasta casa y cocinando el almuerzo, el cuerpo seguiría quemando 100 kilocalorías por hora, así que la siguiente comida sería a las 14:00 horas (+3h).




Luego si esa persona no trabaja de nuevo hasta las 17h y de 14:00 a 16:30 lo único que hace es mirar la televisión, entonces se podría esperar hasta las 17:30 o 18:00 antes de volver a comer, en la merienda, para asegurar que haya una diferencia calórica de 100 kilocalorías entre la energía ingerida y la quemada.

Si esta persona trabaja hasta las 20h y luego conduce de vuelta a casa y prepara la cena volverá a consumir 100 kilocalorías por hora, por lo tanto la siguiente comida sería a las 20:30 o 21:00, la hora de la cena.

Resumiendo, las comidas podrían ser a las 08:00, 11:00, 14:00, 18:00 y 21:00 horas, pudiendo personalizarse según el caso. Lo más fácil es pensar que si hay actividad hay que esperar 3 horas antes de volver a comer y si hay sedentarismo hay que esperar 4 horas.




Si se hace así se consigue una diferencia calórica de 100 kilocalorías entre el desayuno y la media mañana, 100 kcal más entre la media mañana y el almuerzo, 100 kcal más entre el almuerzo y la merienda y 100 kcal más entre la merienda y la cena, en total 400 kilocalorías, y luego entre la cena y el desayuno del día siguiente hay otras 560 kilocalorías de diferencia calórica, pues suelen ser 3 horas de sedentarismo antes de ir a dormir (80 kcal/hora x 3 horas = 240 kilocalorías) y durante el sueño el cuerpo consume 40 kilocalorías por hora, así que 40 kcal/hora x 8 horas = 320 kilocalorías, para un total de 560 kilocalorías desde la cena.

Así pues, sumando las 400 kilocalorías de diferencia calórica entre el desayuno y la cena y las 560 kilocalorías de diferencia calórica entre la cena y el desayuno del día siguiente, hace un total de 960 kilocalorías, que sumadas a las 1.000 kilocalorías de la dieta significan un consumo energético de 1.960 kilocalorías, que es el promedio oficial de energía según el Comité Científico de Alimentos de la Unión Europea, pues se establece el promedio en 1.800 kilocalorías las mujeres y 2.200 kilocalorías los hombres, así que el promedio unisex sería 2.000 kilocalorías por día, lo cual demuestra que mis cálculos son muy precisos.

Entonces, dividiendo las 960 kilocalorías producidas desde la propia grasa corporal por 4 tenemos un total de 240 gramos de reducción diaria, lo que serían 1,68 kilogramos por semana o 7,2 kilogramos al mes. Ese es el promedio unisex, los hombres podrían llegar a 8 kilogramos al mes y las mujeres podrían estar en algo menos de 7 kilogramos al mes.




En 2 de las comidas se requieren 40 gramos de proteína mediante carne, pescado, huevos, legumbres, lácteos o productos de soja, pues diariamente el cuerpo humano requiere en promedio 80 gramos de proteína. Aproximadamente los alimentos proteicos contienen 20 gramos de proteína cada 100 gramos de alimento, excepto los huevos que serían 7 gramos por unidad y las legumbres cocidas que serían 8 gramos cada 100 gramos. La proteína es necesaria para el mantenimiento de los órganos y sistemas y para la producción de enzimas y hormonas, entre ellas la hormona glucagón que es la que estimula que la propia grasa corporal se transforme en energía.




Estas 2 comidas pueden acompañarse de verduras y hortalizas a placer, las cuales son opcionales, no son obligatorias.

No hay que añadir carbohidratos a las comidas de proteína, sino serían demasiadas calorías de golpe y el cuerpo no quemaría grasa entre el almuerzo y la merienda, perjudicando a la efectividad de la dieta. No hay que comer arroz, pasta, pan, patatas, frutas ni ningún alimento rico en almidones o azúcares junto a la proteína.




Las otras 3 comidas serían de 200 kilocalorías libres cada una, y ahí es donde podría añadirse cualquier producto de bollería o pastelería. Es imprescindible que sean comidas y/o bebidas gustosas, placenteras, porque eso ayudará contra la ansiedad, gracias a esta libertad 3 veces al día nunca surgirán las ganas de comer algo, porque todo lo que le apetezca comer podrá comerlo dentro del limite de 200 kilocalorías por comida, en total 600 kilocalorías libres al día, es decir, incluso podría comer 1 pizza mediana entera todos los días y comer un tercio de pizza en cada una de las 3 comidas de 200 kilocalorías libres y mantener una efectividad de entre 6 y 8 kilogramos al mes, algo imposible e impensable en cualquier otro método.




Otro aspecto importante para que la dieta sea saludable es el aporte de vitaminas, minerales y fibra.

Las CDR de los minerales según la BOE (Boletín Oficial del Estado, que usa las del CFI de la UE), serían 800 mg (miligramos) de Calcio, 700 mg de fósforo, 375 mg de Magnesio, 14 mg de Hierro, 150 μg (microgramos) de Yodo, 1 mg de Cobre, 55 μg de Selenio, 10 mg de Zinc, 2 mg de Manganeso, 40 μg de Cromo y 50 μg de Molibdeno, además de 2000 mg de Potasio, 800 mg de Cloro y 3,5 mg de Floruro. En cuanto a las vitaminas, la BOE establece las CDR en 800 μg de Vitamina A (Retinol), 1,1 mg de Vitamina B1 (Tiamina), 1,4 mg de Vitamina B2 (Riboflavina), 16 mg de Vitamina B3 (Niacina), 6 mg de Vitamina B5 (Ácido pantoténico), 1,4 mg de Vitamina B6 (Piridoxina), 50 μg de Vitamina B7 (Biotina), 200 μg de Vitamina B9 (Ácido fólico), 2,5 μg de Vitamina B12 (Cobalamina), 80 mg de Vitamina C (Ácido ascórbico), 5 μg de Vitamina D (Calciferol), 12 mg de Vitamina E (Tocoferol) y 75 μg de Vitamina K.



Para que la dieta sea saludable no es suficiente con controlar las calorías, la proteína y comer vegetales, pues comer 2 manzanas en cada una de las comidas de 200 kilocalorías, por ejemplo, no aportaría suficientes vitaminas y minerales a la dieta, pues un plato entero de vegetales, por ejemplo un plato con 50 gramos de lechuga, 20 de tomate, 20 de lombarda, 10 de zanahoria, 10 de cebolla, 10 de champiñones, con incluso 20 de espinaca y 20 de col, para que sea una combinación incluso mayor que la que hace la mayoría de la gente, esta combinación de vegetales básicamente sólo aportaría el 100% de la CDR (Cantidad Diaria Recomendada) de vitaminas A, B9 y K, con un 50% de la CDR de vitaminas B6, C y E, y minerales como el molibdeno, el manganeso y el cromo, del resto de vitaminas y minerales no se aporta más de un 25% y en la mayoría de ellos menos del 15%, todavía habría deficiencias en 9 minerales (calcio, potasio, magnesio, fósforo, hierro, zinc, cobre, yodo y selenio) y en 9 vitaminas (B1, B2, B3, B5, B7, B12, D, inositol y colina), además de 50% de deficiencias en vitaminas B6, C y E, en total 12 deficiencias en vitaminas y 9 deficiencias en minerales, aunque las proteínas cubrirían las deficiencias de selenio, fósforo y yodo, un total de 18 deficiencias nutricionales, se cubrirían las necesidades de menos de la mitad de los nutrientes, y cada una de estas deficiencias tendría consecuencias para la salud.

Para quien le interese, en el tema "Nutrientes" del Glosario recopilo cuál es la importancia de cada vitamina y cada mineral y cuáles enfermedades o consecuencias puede provocar la deficiencia de cada uno de los nutrientes:

:i: https://www.saludnutricion.com.es/viewtopic.php?t=97




Para cubrir estas deficiencias sin la ayuda de un multivitamínico, el alimento más adecuado son los cereales, ya que están enriquecidos con vitaminas y minerales, para así mantener mejor nutrida a la población, especialmente los basados en maíz, trigo o arroz, los basados en avena tipo muesli no están enriquecidos. Los cereales básicamente aportan vitaminas B1, B2, B3, B6, B12, D, inositol y colina, además de B9 que ya se aportaba con los vegetales, y también aportan hierro y zinc.




Para cubrir las deficiencias de calcio, magnesio, potasio, cobre y vitaminas B5 y B7 lo ideal son los lácteos, que de forma natural aportan esos nutrientes, aunque algunas leches se enriquecen con calcio y vitamina D (importante para la absorción del calcio) e incluso algunas se enriquecen con vitaminas A, B12, D, E y K, omega-3 y fibra.

Sin embargo, al utilizar 2 raciones de lácteos y 2 raciones de cereales tendríamos el problema de que solamente tendríamos 1 comida libre al día y que además los vegetales serían necesarios para el aporte de vitaminas A, B9, C y K, no serían opcionales:


Desayuno (08:00): Lácteos + Cereales
Media mañana (11:00): 200 kcal libres
Almuerzo (14:00): 40 gr de proteína + Vegetales
Merienda (18:00): Lácteos + Cereales
Cena (21:00): 40 gr de proteína + Vegetales


Así pues, sólo habría una comida libre de 200 kilocalorías al día debido a la necesidad de lácteos y cereales.




Para solucionarlo se puede usar un Multivitamínico de farmacia, que es un producto natural que aporta todas las vitaminas y minerales en una sola tableta. La dieta quedaría así:


Desayuno (08:00): 200 kcal libres + Multivitamínico
Media mañana (11:00): 200 kcal libres
Almuerzo (14:00): 40 gr de proteína
Merienda (18:00): 200 kcal libres
Cena (21:00): 40 gr de proteína + Multivitamínico


En este caso los vegetales (que se pueden añadir junto a la proteína) serían opcionales.

Si le interesa la idea de usar un Multivitamínico de farmacia, consulte el tema correspondiente dentro del subforo "Glosario", donde explico cuáles son los mejores según el país:

https://www.saludnutricion.com.es/viewtopic.php?t=98

Si no le interesa la idea de usar un multivitamínico puede aplicar el sistema con solamente una comida de 200 kilocalorías libres al día y la efectividad sería la misma. El multivitamínico es muy buena idea porque permite poder comer lo que se quiera en lugar de lácteos y cereales, y económicamente es lo mismo, los lácteos con cereales cuestan 30 céntimos por ración como mínimo, los cereales de calidad más baratos que existen son los de Kellogg's de 250 gramos por 1 euro y las leches más baratas son por 60 céntimos el litro, por lo tanto 15 céntimos los 250 ml de leche y 15 céntimos los 30 gramos de cereales, en total 30 céntimos, multiplicado por 30 días son 9 euros al mes, cuando hay multivitamínicos desde entre 5 y 6 euros al mes, así que económicamente el multivitamínico sale más barato y permite tener esa libertad extra. Yo utilizo multivitamínico de farmacia todos los días y lo seguiré utilizando siempre precisamente para tener esa libertad, pues no me gusta comer siempre lácteos y cereales, además de que no me gustan los vegetales. En el mensaje que he enlazado anteriormente ofrezco toda la información sobre los multivitamínicos de farmacia y de todas las ventajas que ofrece a nivel de placer gastronómico.




Además de ser una dieta muy placentera donde no se padece hambre ni ansiedad, a la vez que se consigue una alta efectividad, también tiene la ventaja de que se recibe mi ayuda gratuita durante la dieta mediante un sistema de seguimiento, que consiste en una serie de preguntas que realizo en los días 1, 3, 7 ,14, 21 y 28 de dieta para asegurarme de que la persona hace la dieta correctamente y que no padece ningún problema durante la misma, con lo cual el éxito está 100% asegurado. Llevo ayudando a gente desde 2007, desde entonces ya he ayudado entre 1250 y 1500 personas a mejorar su salud y estética, por lo tanto es una ayuda muy completa gracias a mi amplia experiencia ayudando a gente.




Recomiendo después de leer el mensaje navegar un poco por mi foro y ampliar los conocimientos al respecto, y luego registrarse para tener acceso libre y gratuito al Manual de aprendizaje, que es donde enseño todos los conceptos nutricionales necesarios a aprender para tener éxito con la dieta.
Última edición por Quim el 25/Jun/2018 23:32, editado 3 veces en total.

Responder