Fuerza de voluntad y psicología

Respuestas a las dudas más comunes acerca del método.
Cerrado
Avatar de Usuario
Quim
Administrador de SaludNutricion.com.es
Mensajes: 190
Registrado: hace 6 meses
País: España
WhatsApp: +34684217556
Line: QUIMLC
Telegram: QUIMLC
Contactar:

Fuerza de voluntad y psicología

Mensaje por Quim » hace 5 meses


¿Necesito mucha fuerza de voluntad para bajar peso?
¿Por qué la mayoría de la gente fracasa al hacer dieta?
¿Cuáles valores necesito para conseguirlo?



Respuesta rápida


No. La dieta no requiere de fuerza de voluntad, solamente constancia. Si a usted le importa su estética y/o su salud no permitirá que ningún pretexto le derrote y conseguirá llegar al peso ideal sin problema alguno. Yo estaré a su lado en todo el camino ayudándole, dándole consejos nutricionales y psicológicos, cosa que aumentará la probabilidad de éxito. Sólo es necesario que usted se tome enserio al aprendizaje, que se registre en el foro, que lea íntegramente los "Apartados de lectura necesaria" del Manual de aprendizaje, que empiece la dieta y justo ese mismo día acceda al subforo "Primer día" de la categoría "Seguimientos" para aplicar el primer seguimiento. Si usted llega hasta ahí ya habrá recorrido el 50% del camino del éxito. El siguiente 25% del éxito se recorre cuando usted aplica también los siguientes seguimientos, el del tercer día y los semanales, como mínimo aplicando los próximos 3 semanales del primer mes, y si usted también lee los "Apartados de recompensa inicial" y aplica todos esos conocimientos que enseño, en los cuales se aprende a aumentar la efectividad, variedad y placer de la dieta, usted ya habrá recorrido el 75% del camino del éxito. El 25% restante es sólo mantener la constancia, seguir haciendo exactamente lo mismo hasta el final, y sólo por inercia ya llegará al peso ideal. Si durante el camino usted tiene alguna dificultad nutricional o funcional comuníquese conmigo y le daré los consejos necesarios para superarla, y si es una dificultad psicológica también puede expresarlo o bien intentar autosuperarla sin variar en nada la alimentación.



Información detallada


El hecho de que en el mundo la mayoría de la gente que hace dieta fracase es simplemente porque no poseen los conocimientos nutricionales necesarios para que funcione, no es tanto por falta de capacidad intelectual o por falta de fuerza de voluntad.

Por ejemplo, casi nadie sabe que el límite de almacenaje energético del hígado son 300 kilocalorías y que para que la grasa corporal se reduzca es necesario hacer comidas de 200 kilocalorías y esperar unas 3 o 4 horas antes de volver a comer. La gente que no posee este conocimiento es muy probable que hagan comidas de 300, 400 o 500 kilocalorías, impidiendo que la grasa corporal se transforme en energía, o incluso provocando una subida de peso al ser más de 300 kilocalorías, o bien gente que come demasiado seguido, cada 2 o 2,5 horas.

También casi nadie sabe cuáles son sus necesidades de proteína, casi nadie come suficiente proteína en su dieta, piensan que para bajar peso hay que hacer casi un ayuno y comen un trozo de pechuga de pollo equivalente a 50 gramos de alimento, provocando deficiencias en proteína, cuando la proteína es una de las necesidades nutricionales más importantes para bajar peso, pues es la que estimula la segregación de la hormona glucagón, que es la encargada de convertir la propia grasa corporal en glucógeno, el cual se convierte en glucosa, es decir, en energía para el cuerpo, favoreciendo la reducción de la grasa corporal, la reducción del porcentaje de grasa corporal y la reducción del peso corporal.

La necesidad diaria de proteína es de unos 80 gramos, lo que sería equivalente a 400 gramos de carne o pescado, o bien 300 gramos más 2 vasos de leche. La mayoría de la gente come la mitad de esas cantidades, quizás toman 1 vaso de leche con café en el desayuno, lo que serían 10 gramos de proteína, pero luego en el almuerzo comen un plato de macarrones con tomate frito y queso rallado por encima más una fruta o un yogur de postre, una comida de sólo unos 15 gramos de proteína como mucho, luego en la media mañana y en la merienda quizás toman un zumo con una fruta o unas galletas, lo cual apenas contiene proteína, y en la cena quizás comen una ensalada o verduras con una lata de atún, lo cual solamente serían 10 gramos de proteína, y al final del día sólo han comido 35 gramos de proteína de los 80 mínimos necesarios. Incluso haciendo caso a las instituciones que se encargan de establecer las necesidades diarias recomendadas, y que establecen el mínimo en 1 gramo de proteína por kilogramo de peso sobre el peso ideal, aunque el peso ideal fuera de 60 o 70 kilogramos, aun así 35 de 60 sería casi la mitad y 35 de 70 sería justo la mitad, así que seguiría siendo muy deficiente. La deficiencia de proteína perjudica en un 1% la efectividad por cada 1% menos de proteína, así que un 50% menos de proteína de lo necesario reduce la efectividad en un 50%.

Y si la mayoría de la gente no sabe controlar sus necesidades energéticas y sus necesidades proteicas, aún menos saben controlar sus necesidades de vitaminas y minerales, ni siquiera saben cuáles son exactamente esas vitaminas y minerales, quizás saben que existe la vitamina A, la vitamina C, tal vez saben que el sol proporciona vitamina D, pero quizás ni saben que existen las vitaminas E, K, el inositol y la colina, y quizás saben que existen varias vitaminas B pero no sabrían decir cuáles son, no sabrían que son las vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9 y B12, y por supuesto nadie sabe cuáles son las necesidades diarias recomendadas de cada una de esas vitaminas ni dónde encontrarlas, quizás saben que las frutas cítricas contienen vitamina C, quizás saben que las zanahorias contienen vitamina A, pero nadie sabría responder dónde encontrar la vitamina B7, por ejemplo. En los minerales todavía hay más ignorancia, la gente sabe que es importante el calcio pero poco más, y la mayoría ni siquiera toman suficiente calcio, quizás toman 1 ración de lácteos al día y nada más, aportando sólo la mitad del calcio necesario. Quizás la gente sabe que existe el hierro, el zinc, el magnesio, el sodio y el potasio, pero mucha gente ni sabe que existe el yodo hasta que sufren alguna enfermedad en la tiroides, la gente no sabe que existe el molibdeno, el selenio, el manganeso, el fósforo, el cromo y el cobre, por ejemplo, y, por supuesto, no saben cuáles son las necesidades diarias recomendadas de cada uno de los minerales, ni saben dónde encontrar esos minerales, quizás saben que las lentejas contienen hierro, quizás saben que los plátanos y los espárragos contienen potasio, y saben que los lácteos contienen calcio, pero poco más, todo lo demás lo ignoran, y ni siquiera saben cuál cantidad de esos alimentos que sí saben es necesaria para aportar el 100% de la CDR, porque ni siquiera saben cuál es la CDR.

La deficiencia de vitaminas y minerales tiene consecuencias también en la efectividad al bajar peso, pues estos nutrientes participan en múltiples funciones corporales, prácticamente en todos los órganos y sistemas del cuerpo humano, cuando hay deficiencia de vitaminas y minerales la efectividad de la dieta se puede reducir hasta un 30%, y si eso lo sumamos con la deficiencia de proteína del 50% ya sólo quedaría un 20% de efectividad, la cual sólo se conseguiría si las cantidades de energía son correctas, al mínimo error, tipo comer 250 kilocalorías en lugar de 200, o bien al comer demasiado seguido y comer a las 2 horas y 45 minutos en lugar de 3 o 4 horas, provocaría que se anulara la efectividad por completo.

Algunas personas quizás, a pesar de hacerlo incorrectamente, obtienen resultados en la primera semana de dieta, pero eso es sólo gracias a la reducción del peso fecal. Estas personas al hacer dieta empiezan a comer verduras, hortalizas y frutas, alimentos que probablemente apenas estaban comiendo hasta ahora, y a lo mejor cambian los carbohidratos blancos por carbohidratos integrales, porque piensan que así bajarán peso más rápido, aunque no tenga nada que ver, y en lugar de comer pan blanco comen pan integral, pan de centeno, pan de avena, etc., en lugar de comer pasta blanca comen pasta integral, o en lugar de comer arroz blanco comen arroz integral. Incluso también a veces estas personas cambian sus hábitos de ingesta de agua, porque leen que el agua es importante durante una dieta de bajar peso o simplemente para saciar el hambre, quizás bebiendo grandes cantidades de bebidas light, tipo cola light o refrescos de naranja o limón light. La suma de la fibra y el agua aumentan la rapidez en la que la materia fecal es evacuada. Estas personas anteriormente no ingerían suficiente fibra y no tomaban suficiente agua, con lo cual en el colon fueron acumulando varios kilogramos de materia fecal retenida que, a lo mejor, tardan 2 o 3 días en evacuar, cuando lo normal sería 1 o 2 funciones de evacuación al día.

Al empezar a tomar cantidades correctas de fibra y agua se produce una limpieza intestinal en el colon y eso provoca una reducción del peso fecal que puede ser de entre 2 y 5 kilogramos en sólo 2 o 3 días, la mayoría de la gente que ayudo suele bajar entre 3 y 5 kilogramos la primera semana, pero luego, a partir de la segunda semana, se normaliza a entre 1,5 y 2 kilogramos por semana. Entonces, esa gente al pesarse en la semana siguiente ven que han bajado 4 kilogramos y están contentas con la dieta, cuando quizás no han bajado ni un solo gramo de grasa corporal y el 100% del peso bajado sea solamente en peso fecal, en materia fecal que estaba retenida en el colon, quizás incluso han aumentado la grasa corporal. Luego cuando se vuelven a pesar en la segunda semana ya sólo bajan 0,3 o 0,5 kilogramos, porque están perdiendo algo de líquidos retenidos, que tardan unas 2 semanas en reducirse, gracias al aporte en potasio de los vegetales y a la correcta ingesta de agua sería muy probable que bajaran algo de peso, pero a partir de la tercera semana ya la efectividad es nula, el peso se estanca, o incluso empiezan a subir peso. Esta historia la he conocido decenas de veces al hablar con gente que cuando me pidieron ayuda ya estaban haciendo dieta, decía que habían bajado 4 kilos el primer mes, pero que el segundo sólo habían bajado 0,5 kilos, o que bajaron 4 kilos las primeras 2 semanas y 0,5 kilos las 2 siguientes. Cuando eso ocurre es porque casi el 100% de ese peso bajado es solamente en materia fecal retenida evacuada y en líquidos retenidos evacuados, sin apenas reducir la grasa corporal.

Para conseguir reducir la grasa corporal de forma efectiva y mantener un ritmo adecuado de 1,5 a 2,5 kilogramos por semana el único camino efectivo es el de adquirir un conocimiento nutricional mínimo, un conocimiento básico elemental en dietética y nutrición como el que proporciono en este foro en las explicaciones del método y en el Manual de aprendizaje (al cual se puede acceder tras registrarse en el foro). Gracias a estos conocimientos que yo proporciono las personas aprenden a controlar sus niveles de energía y sus necesidades nutricionales de proteína, vitaminas, minerales, fibra y agua, haciendo que los resultados se repitan de forma positiva semana tras semana sin estancarse en ningún momento, reduciendo diariamente el porcentaje de grasa corporal y la medida de cintura. Yo mismo hice la prueba de hacer dieta durante 30 días seguidos y en esos 30 días me fui midiendo la cintura todos los días y bajaba entre 0,25 y 0,5 centímetros todos los días sin fallo, así que semanalmente bajaba entre 2 y 4 centímetros, si usted tiene una cintura de 100 cm, cuando lo adecuado serían entre 60 y 65 cm, para llegar a 65, a un ritmo de 3 cm por semana, sólo necesitaría unas 12 semanas de dieta y ya estaría en su peso ideal. Mediante el conocimiento adecuado conseguirlo es muy fácil, centenares de personas ya lo han conseguido gracias a mi método.

La única fuerza de voluntad que se requiere es la de la constancia, la de mantener el ritmo sin decaer, pues a veces hay gente que, de repente, a pesar de haber bajado 10 kilogramos el primer mes, luego se detienen en el segundo mes y sólo bajan 2 kilogramos, y no por culpa de un estancamiento, sino porque empiezan a hacerlo de forma incorrecta, empiezan a aportar menos proteína de la necesaria, olvidan el aporte de vitaminas y minerales, no toman suficiente agua, o si a partir de la tercera semana decidieron añadir suplementos olvidan tomarlos o no toman la suficiente cantidad, o gente que se excede demasiado los fines de semana cuando come en familia o con amigos, etcétera. La constancia es lo único que hay que mantener, lo adecuado sería bajar como mínimo 1 kilogramo por semana, de ese modo bajar unos 4 o 5 kilogramos al mes. Si usted necesita bajar 20 kilogramos, lo ideal sería no demorarlo más de 4 meses. Si necesita bajar 40 kilogramos, lo ideal sería no demorarlo más de 8 meses, incluso sería adecuado no más de 6 meses. Una vez se llega al peso ideal ya es todo más fácil, usted puede excederse los fines de semana, incluso subiendo 1 o 2 kilos debido a esos excesos, pero luego controlar el peso entre semana y compensarlo, o puede comer pequeños excesos durante toda la semana sin provocar una subida de peso si esos excesos están controlados, incluso algunos pocos días a lo mejor se olvida de comer suficiente proteína y no pasaría nada a nivel de peso corporal, pero durante la dieta hay que vigilar todos los aspectos e intentar hacerlo todo correctamente, una mentalidad descuidada no ayudará a conseguirlo.

Aproximadamente la mitad de la gente que he ayuyado que ha leído el Manual de aprendizaje y ha aplicado los 3 primeros seguimientos ha llegado al peso ideal. La otra mitad de la gente son básicamente gente perezosa, gente que encuentra algún pretexto insostenible para pausar la dieta, a veces incluso ponen excusas como la falta de tiempo, lo cual es un argumento muy deficiente y nada creíble, pues todo el mundo tiene 5 minutos para comer, por lo menos, que es lo máximo que se necesita en mi método, se puede comer tranquilamente el desayuno y la cena en casa, y en el almuerzo siempre debería haber, por lo menos, 5 minutos libres para comer un táper preparado desde casa, por ejemplo, y entre comidas comer lácteos con cereales son sólo 2 minutos, o tomar los suplementos de a partir de la tercera semana son sólo 20 segundos, así que no hay excusa que valga en ese sentido, pero muchas veces alguna gente ha puesto el tiempo y su trabajo como excusa para detener la dieta. Otras veces han sido excusas como que sus seres queridos están enfermos y tienen que atenderlos, cuando no es necesario dedicar el 100% del tiempo a los enfermos, se puede detener esa actividad durante 5 minutos y comer tranquilamente mientras la otra persona está en la cama reposando o mirando la televisión, así que es una excusa tan mala como la anterior. Otras veces los jóvenes ponen excusas como porque están en épocas de exámenes, cuando los exámenes no son a todas horas, normalmente hay 1 examen y luego varias horas de pausa antes del siguiente examen, o quizás 2 exámenes seguidos y luego 2 horas de pausa, yo mismo he hecho exámenes en bachillerato y la universidad y raramente he tenido más de 2 seguidos, con lo cual en esas pausas se puede aprovechar para nutrirse correctamente. Otras excusas son, por ejemplo, que se ha muerto un familiar o una mascota, lo cual es deprimente pero no es razón para dejar de nutrirse, yo mismo he perdido familiares y mascotas y no por eso he dejado de aportar los nutrientes que el cuerpo necesita. Los problemas personales son uno de los pretextos más comunes, quizás una ruptura amorosa o matrimonial lo ponen de excusa como para detener la dieta, cuando no debería ser así. A veces incluso ponen de excusa la pérdida del trabajo o la falta de dinero, cuando cobrando el paro es suficiente dinero para seguir comprando los alimentos básicos. En fin, si exponiera todas las excusas que he llegado a leer este mensaje sería el doble de extenso, con lo cual mejor dejarlo aquí, pues ya son suficientes ejemplos.

Si a usted realmente le importa llegar al peso ideal no permitirá que ningún pretexto se lo impida. Normalmente la gente que se deja derrotar por los pretextos son gente que, en realidad, no les importa demasiado conseguirlo. Por ejemplo, una persona casada en una relación estable, con 2 hijos pequeños de 5 y 10 años, con un trabajo fijo estable, con una estabilidad económica... interiormente esa persona puede pensar que ya lo tiene todo en la vida, y la estética puede ser lo que menos le importe, pues ya tiene pareja con la cual mantiene relaciones frecuentes, tiene 2 hijos, tiene un trabajo, tiene dinero, así que no le falta nada y la estética se vuelve muy secundaria, con lo cual piensan que no vale la pena hacer el esfuerzo de bajar peso cuando es algo que en realidad no les importa demasiado, es como si un millonario ya tiene un chófer de limusina, probablemente no querrá hacer el esfuerzo de sacarse el carnet de conducir si ya tiene alguien que le conduzca, sólo lo haría si realmente le importa porque le gusta mucho conducir, tiene que haber una motivación para que la acción se produzca. Cuando he ayudado a este tipo de personas, muchas veces han bajado 8 o 10 kilogramos en el primer mes y luego han desaparecido, o quizás han bajado 8 y 7 kilogramos los 2 primeros meses y luego se han detenido, cuando sólo habían bajado 15 de los 40 kilogramos que querían bajar. A esta gente no le importa demasiado mantener 20 kilogramos de sobrepeso y no les importa demasiado que su estética no sea mejor que la de la media, pues ya lo tienen todo en la vida y no les importa la estética.

Sin embargo, si a usted realmente le importa la estética, porque quiere tener una mejor imagen de cara a los demás, porque le gusta verse bien y poder vestir mejor ropa, porque le gustaría tener relaciones con personas de alto nivel estético o tener una pareja de alta belleza, o porque quiere dedicarse al mundo del modelaje, o porque quiere mejorar su rendimiento deportivo en fútbol, baloncesto o tenis, sea por la razón que sea, usted no dejará que ningún pretexto le derrote, si usted tiene poco tiempo usted lo buscará y lo encontrará donde haga falta para nutrirse correctamente, si usted tiene exámenes o trabajo y no tiene tiempo para almorzar se llevará desde casa un táper o nevera portátil y aprovechará aunque sean sólo 5 minutos libres para ingerir los alimentos necesarios o utilizará suplementos nutricionales que le permitan nutrirse fuera de casa sin detener su actividad, si usted frecuenta las comidas familiares y reuniones con amigos en bares y restaurantes procurará no excederse demasiado para no perjudicar demasiado a la efectividad, e incluso aplicará las técnicas de compensación que explico en los "Apartados de recompensa inicial" para aprender a excederse sin perjudicar a la efectividad, si usted decide añadir suplementos a partir de la tercera semana procurará no olvidar ninguna ración, teniendo los productos siempre a la vista para recordar tomarlos, o usando alarmas de su dispositivo móvil para recordarlo, así como para recordar tomar agua, si usted rompe una relación amorosa de 5 años no le afectará, seguirá la dieta del mismo modo, con el pensamiento positivo de que en breve encontrará a otra persona que le aportará incluso más cosas que la anterior en todos los sentidos, si usted pierde una mascota o un familiar les dará el luto que merecen pero seguirá haciendo la dieta del mismo modo, sin refugiarse en la comida, si tiene un problema personal, por ejemplo una discusión con un mejor amigo, ha suspendido los exámenes de final de curso, ha perdido el trabajo o ha perdido un juicio y le van a embargar sus bienes, no se refugiará en la comida y seguirá manteniendo la constancia hasta el final, en lugar de desfogarse comiendo chocolate descargará esa frustación jugando a un videojuego de tiros, por ejemplo, o yendo al gimnasio y haciendo levantamiento de pesas o natación, o se irá a correr 20 kilómetros por la calle o a pegar un saco de boxeo, pero no intentará acontentar el cerebro comiendo dulces, porque le importa más la estética que esos dulces, buscará otras formas de divertirse, por ejemplo yendo a la playa sin comer helados, yendo al cine sin comer palomitas, yendo a la montaña a hacer senderismo, yendo a esquiar, yendo de compras también ayuda si se lo puede permitir, o quedarse en casa jugando videojuegos, mirando series divertidas por Netflix, o cualquier cosa que le evada de los problemas y le aumente la felicidad.

Si usted quiere bajar peso por cuestión de salud, entonces a usted le importará más la salud que cualquier otra cosa, no dejará que ningún pretexto le perjudique su salud, que ese pretexto le impida seguir mejorando su salud, una salud que estará mejorando no solamente gracias a la reducción del peso, sino también gracias al correcto aporte de proteína, vitaminas, minerales, fibra y agua a la dieta, si usted desde que ha empezado la dieta ha notado una mejoría en su salud, no permita que nada le impida seguir mejorando, no permita que nada le haga volver al estado anterior, porque si usted vuelve a caer en los malos hábitos su salud podría empeorar todavía más y sus enfermedades convertirse en letales o fulminantes, reduciendo considerablemente su estilo de vida, quizás usted tiene problemas respiratorios pero todavía puede hacer una vida normal, sin embargo si usted sigue con sus malos hábitos a lo mejor dentro de unos meses necesita respiración asistida y ya no podrá hacer casi ninguna actividad en el exterior, su vida pasará a ser vegetal, si usted tiene problemas cardiovasculares y sigue empeorando es muy problable que le tengan que poner un marcapasos o le tengan que hacer alguna cirugía que le impedirá disfrutar de lo que le queda de vida, si usted tiene problemas del sistema endocrino o digestivo debe seguir mejorando su salud, de lo contrario podría tener que estar medicándose y sufriendo efectos secundarios durante el resto de su vida por culpa de una mala decisión en estos momentos. La salud es lo más importante, no hay nada más importante que la salud, es mucho más importante que el amor o el dinero, mucho más importante que el sexo o que el entretenimiento, más importante que el placer y cualquier cosa, la salud debe ser siempre lo primero, y una vez se tiene salud todo lo demás ya llegará por si solo si mantiene una constancia positiva encaminada siempre a mirar hacia delante, en mejorar y en construir una mejor vida, pero si usted olvida su salud probablemente todo lo demás que le importa en la vida irá decayendo y destruyéndose.

En resumen, la fuerza de voluntad no se puede medir en números, no puedo responder qué cantidad de fuerza de voluntad se necesita para tener éxito con la dieta, pues no existe esa escala, sino que este parámetro se mide según su nivel de interés en mejorar su salud y/o su estética, en la capacidad que tenga para afrontar los pretextos y combatir la pereza, en la capacidad que tenga para mantener la constancia, en el tener interés en adentrarse en mi método, en seguir aprendiendo cada día, leyendo todos los apartados del Manual de aprendizaje, tantos los necesarios como los de recompensa, en aplicar todos los seguimientos sin excepción, sin fallar ninguno, sin olvidarlos, sin demorarse en publicarlo, haciéndome consultas por chat (WhatsApp, Facebook, Line o Telegram) siempre que tenga cualquier duda, sin vergüenza a exteriorizar las dudas y problemas, aplicando todos los consejos que yo le proporcione, leyendo o releyendo los textos que yo le recomiendo, sin ignorar ninguna lectura, intentando entender el funcionamiento de las Tablas nutricionales y las Tablas de Excel para poder dar mayor variedad y placer a la dieta, aplicando todas las técnicas que enseño para poder excederse sin perjudicar a la dieta, leyendo y probando todas o la mayoría de las recetas proteicas que tengo publicadas y, en resumen, intentando siempre mejorar, aprender nuevas cosas diariamente o todas las semanas, con actitud positiva, que cada nuevo día sea mejor que el anterior.

Personalmente ayudo a muchas personas simultáneamente y tengo otras actividades a las que atender, así que en ningún momento voy a insistirle en la importancia de conseguir su objetivo, si usted mantiene una actitud perezosa yo no voy a enviarle correos electrónicos pidiéndole que por favor se tome enserio la dieta, ni voy a escribirle mensajes privados por chat preguntándole por qué no está aplicando los seguimientos, ni voy a dirigirle la palabra en ningún momento a no ser que usted sea quien inicie la conversación y me pida consejo para solucionar un problema, a lo largo de los años he comprobado que el hecho de estar encima de la gente, recordándoles su fecha de seguimiento, preguntándoles por qué no han aplicado el seguimiento esta semana o intentando animarles si no tienen ganas de seguir es algo totalmente contraproducente, pues entonces la gente se vuelve dependiente de mi atención y tengo que estar guiándoles en cada paso, cuando la gente ya debería saber cuál es el siguiente paso en cada momento, así que desde los últimos años he preferido sólo iniciar conversaciones cuando la otra persona es quien me habla primero, si usted publica un formulario de seguimiento en el foro yo le voy a responder en menos de 48 horas, pero si usted no envía el seguimiento, y ya han pasado 3 semanas y todavía no lo ha publicado, aunque yo le tenga a usted en mis contactos de WhatsApp, Facebook, Line o Telegram, yo no le hablaré en ningún momento, pues estaré ocupado atendiendo a otras personas que sí se lo toman enserio. Mi servicio de seguimiento es gratuito, así que no quiero dedicarle más tiempo del que debería ocuparme, las mentalidades perezosas son totalmente contrarias a mi método, si usted no puede evitar la pereza será mejor que se conforme con tener mala estética y mala salud toda la vida, porque no creo que lo consiga con ningún otro método, aunque recurra a la cirugía estética no conseguirá nada nuevo, tarde o temprano recuperará el estado anterior, el éxito con la dieta sólo tiene un camino, y este camino se llama perseverancia, diligencia y atención, cuanto mayores sean esos valores en usted mayor será mi interés en ayudarle.

Así pues, en definitiva, si quiere tener éxito con el método y conseguir su objetivo solamente tiene que leer el Manual de aprendizaje entero, atender a los seguimientos, hacer sus consultas siempre que tenga dudas o problemas y no decaer en ningún momento, si consigue cumplir satisfactoriamente estas 4 cosas el éxito está prácticamente 100% asegurado.

Cerrado